viernes, 11 de febrero de 2011

López Gil denuncia el estado en que se encuentra el Parque del Cerro inaugurado en junio de 2010


Una de los muchos destrozos que presenta el parque (Fotoprensa)
 (10/02/2011) La situación que presenta el Parque del Cerro no es la que podría imaginarse de un recinto que fue inaugurado hace apenas ocho meses. El candidato socialista a la Alcaldía isleña, Fernando López Gil, pudo comprobar en la visita que hizo a estas instalaciones públicas, como las denuncias que hasta el momento había recibido de vecinos y usuarios de esta zona verde, superaban las previsiones.


“La falta de mantenimiento es casi absoluta”, resumió el también portavoz en el Ayuntamiento. Acompañado del presidente de la AVV ‘La Almadraba’ y la edil socialista Patricia Cavada, recorrió el parque comprobando como la veintena de barbacoas de manposteria dispuestas por el recinto estaban inutilizadas debido a la desaparición de las parrillas. El vandalismo también ha dado como resultado el robo de grifos, arquetas, tapas de registro y el pésimo estado en que se encuentra buena parte del mobiliario urbano.

Al gamberrismo de unos cuantos hay que sumarle la situación de las insfraestructuras cuya responsabilidad recae directamente en el equipo de gobierno municipal. Las farolas y resto de luminarias del parque se encuentran apagadas por las noches. El motivo no es otro que la inexistencia de red eléctrica que les dé suministro. “Las farolas en el Parque del Cerro son un mero adorno debido a que a alguien se le ovidó conectarlas a la red. Pero lo peor de esta situación es que el Ayuntamiento o no quiere o se le olvidó subsanar ese grave fallo”, manifestó.

La única fuente de luz en toda la zona procede de un foco instalado de manera provisional en un poste del tendido eléctrico y que alumbra a duras penas la entrada al recinto. “Es una situación lamentable”, sentenció López Gil.
Sin luz

La falta de iluminación no es el único peligro de quien decida recorrer el parque. Existen, concretamente, dos arquetas de grandes dimensiones y un metro de profundidad, colocadas en el suelo y que no tienen sus correspondientes tapas de registro. Hace escasamente unos días un pequeño que transitaba con sus padres por la zona resultó herido al caer a una de estas arquetas, suceso que ya está puesto en conocimiento de las autoridades policiales. El hecho resulta aún más asombroso tras comprobarse que las tapas de registro que continúan sin colocarse se encuentran almacenadas en los locales construidos para dar servicio al propio parque.

Esta situación incrementa su nivel durante los fines de semana, cuando cientos de personas acuden a El Cerro en el ánimo de disfrutar de esta zona privilegiada de la ciudad. Pese a que el tránsito de vehículos está prohibido en todo el recinto, hay ocasiones en las que se han contabilizado hasta 150 vehículos aparcados en su interior. El trasiego de los coches, además de convertirse en un serio peligro para los peatones, incrementa la devaluación de estas instalaciones que fueron sufragadas por el equipo de gobierno de PA y PP con cargo a las ayudas concedidas por el Gobierno de España. El coste total de las obras fue de 699.163, 81 convirtiéndose, tras el carril bici, en la segunda apuesta del Bipartito que más dinero necesitó.

López Gil lamentó “que tanto dinero, tanta inversión, se encuentre actualmente en el estado en que está. La zona y los vecinos se merecen un parque que cueste lo que ha costado el del Cerro, pero no hay derecho a que ejecuten obras y luego este Ayuntamiento no las mantenga, condenándolas a su degradación que, en este caso concreto, se ha producido en un tiempo record, apenas ocho meses después de su inuguración”.

Vigilantes de Parques

Ante ello López Gil reclamó la puesta en marcha del cuerpo de vigilantes de parques, una iniciativa que el socialista ha incluido en el Proyecto de Ciudad Participativo con el que se presenta a las elecciones municipales de mayo próximo. La figura del vigilante de parques y jardines, que ya existió en San Fernando y se ha recuperado en muchas ciudadaes de España, consigue de un lado mantener la zona vigilada y a la vez con un mantenimiento constante.

“Estamos convencidos de la utilidad de esta profesión que dará solución a una demanda ciudadana que no debemos dejar pasar por alto, como es la necesidad de vigilancia y mantenimiento de todos nuestros grandes parques públicos”, afirmó el edil.

También López Gil anunció que ha registrado una pregunta en el Ayuntamiento con el objetivo de conocer sobre quién recae la responsabilidad de que el Parque del Cerro muestre su actual estado, “si la empresa adjudicataria de las obras, o el equipo de gobierno, entonces formado por PA y PP, por realizar un mal proyecto”. La respuesta a esta pregunta no exime al Ayuntamiento de su responsabilidad y, por tanto, exigió de manera directa al alcalde andalucista, Manuel Mª De Bernardo, que ejecute de inmediato el arreglo de esas instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada