jueves, 7 de abril de 2011

López Gil alerta de que los problemas de climatización en la piscina pueden afectar a la salud de los usuarios

(06/04/2011) Una vez más la situación de la ciudad obliga a la intervención de la oposición municipal. En este caso los socialistas a través de su portavoz en el Ayuntamiento y candidato a la Alcaldía, Fernando López Gil, exigió la solución al problema detectado en la piscina municipal de La Magdalena.

López Gil explicó que las personas usuarias de esta instalación pública llevan meses denunciando la baja temperatura del agua, cuestión que impide el normal desarrollo de la práctica deportiva. El nivel de indignación llegó a su límite el pasado lunes cuando un grupo de afectados se vio obligado a manifestarse a las puertas de la piscina y denunciar así la pasividad de las autoridades municipales ante las reiteradas quejas por la situación que sufren estas instalaciones.

Ahora tras conocer la justificación dada a este problema por el concejal de Deportes, el andalucista Manuel Prado, y que achaca de la situación de la piscina a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, el alcaldable socialista también quiso aclarar algunos aspectos de la misma.

Puede llegar a los 30

López Gil recuerda que la temperatura del agua de una piscina cubierta deberá encontrarse entre los 24 y los 30 grados centígrados, según dicta el artículo 24 del Reglamento Sanitario de Piscinas de Uso Colectivo (Decreto 23/1999) de la Junta de Andalucía. “Si Prado garantiza que la temperatura del agua en La Magdalena está a 28 grados, comprobamos que la legislación permite que aún se aumente en dos grados más”, apuntó.

No obstante López Gil cree que la clave real del problema es otra con origen en la climatización del recinto de la piscina cubierta. Prado alegó que los motivos para no aumentar la temperatura del agua se debía a “diversos casos de irritación del tracto respiratorio acompañado de náuseas” detectados en usuarios de las instalaciones. Según el socialista esto se produce no por el contacto de la persona con el agua caliente sino por la evaporación del agua y, por tanto, de sustancias como el cloro “que afectan principalmente a las membranas mucosas oculares de la nariz y la garganta”. A mayor temperatura se genera una mayor condensación que debe ser corregida mediante los adecuados sistemas de ventilación y extracción, una cuestión que, tal y como todos los datos apuntan, no se está produciendo en La Magdalena. “Sorprende incluso ver como las puertas del recinto deben en ocasiones permanecer abiertas para facilitar la regeneración del aíre, lo que con un sistema de climatización adecuado no sucedería”, aseguró.

Solución municipal

Por tanto López Gil aseguró que la solución a este conflicto “no corresponde a otra administración sino al propio Ayuntamiento. Este gobierno municipal no puede actuar de la forma en que lo ha hecho intentando demorar la solución a un conflicto que puede derivar en problemas de salud para quienes hacen uso de la piscina de La Magdalena”. Y todo ello atendiendo a que la citada instalación cuenta con un déficit anual de un millon de euros pese a que los servicios que ofrece a la ciudadanía se encuentran entre los más caros de todos los municipios de la Bahía.

Finalmente el candidato socialista a la Alcaldía anunció su intención de reunirse con los usuarios de este servicio municipal con el objetivo de buscar una solución al problema. “En primer lugar sería conveniente, y así lo solicitaremos en el Registro Municipal, que se realice una prueba en todo el recinto para conocer el nivel de cloro ambiental existente en distintos momentos, a diferentes temperaturas del agua y con determinados niveles de ocupación. Es un análisis fundamental que ya debería haberse llevado a cabo”, quiso subrayar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada